Cómo ganar la confianza de tu público en 11 pasos

Fidelizar clientes y conseguir un mayor flujo de ventas son dos retos cruciales para todo negocio que se encuentran en pleno proceso de surgimiento, crecimiento o desarrollo. Cuando una empresa es nueva, suelen ser numerosas las dudas que nacen en quienes pudieran estar medianamente interesados en sus productos y servicios.

Es tarea de un buen estratega comercial darle la vuelta a la situación y existen claves muy específica que permiten lograrlo sin necesidad de transitar el doloroso camino del ensayo y error.

Es por ello que hoy te enseñaré Cómo Ganar la Confianza de tu Público en 11 pasos.

#1 Tener página web profesional y redes sociales bien nutridas

Un sitio web es, hoy en día, el espacio ideal para promover la imagen de un negocio bien estructurado. No estar en internet genera serias desconfianzas a quienes deseen adquirir productos y servicios, por lo que resulta obligatorio tener una página que detalle el funcionamiento, las bondades y la calidad del trabajo realizado dentro de una organización. Es importante que el sitio cumpla con un buen diseño, con contenido bien seleccionado y además sea responsive o adaptativo para celulares y otros dispositivos portátiles. También es fundamental cuidar la ortografía, la diagramación y la resolución de la web.

Por su parte, es primordial invertir en el uso de redes sociales para promover el trabajo y los avances de la compañía. Si no estás en las redes sociales, simplimente no existes, o al menos eso piensan los clientes más exigentes. 🙂

#2 Entregar material promocional de calidad

Se debe contar con un conjunto de recursos que sirvan para ofrecer a nuestros clientes una mayor y mejor información sobre nuestro negocio: tarjetas de presentación, videos publicitarios, volantes, flyers, folletos, brochures, entre otros. De esta forma se muestra una imagen corporativa sólida y el prospecto nota que se encuentra frente a una empresa que invierte tiempo, dinero y esfuerzo en su desarrollo institucional. ¡Buena señal!

#3 Utilizar Email corporativo

Hay que evitar, en la medida de lo posible, utilizar direcciones genéricas de correo electrónico. Lo ideal es usar minombre@miempresa, en lugar de miempresa@gmail.com. Lo segundo se ve poco profesional.

#4 Aparecer en los medios

Que tu negocio sea recomendado o referido en los medios de comunicación aporta gran estatus. Son pocas las empresas que logran posicionarse hasta ese punto, así que no te preocupes si aún no apareces en la primera página de un diario o en el programa estelar de una televisora; empieza ocupando pequeños espacios en la radio y buscando buenos aliados publicitarios en redes sociales. El resto vendrá poco a poco.

#5 Presentar testimonios de clientes satisfechos

Una de las formas más efectivas de destacar la calidad de tu trabajo, consiste en seleccionar a un cliente satisfecho y presentar su visión positiva de tus servicios y productos. Hazlo en video y verás cómo la confiabilidad en tu empresa se incrementa de forma automática. Si la persona es influyente, el recurso tendrá un impacto superlativo. Si no posees un equipo profesional que te permita grabar y editar en óptima resolución, puedes hacer grabaciones con tu teléfono celular. Igualmente, hay aplicaciones súper útiles y de fácil uso para editar video desde tu portatil. ¡No hay excusas!

#8 Hacer Email Marketing

Emplea plataformas profesionales para enviar correos automáticos y masivos a tu público. De esta forma, la gente percibirá que tienes un equipo profesional dispuesto a atender vía mail, y de forma inmediata, sus inquietudes, solicitudes y requerimientos de información. MailChimp es una buena opción, ya que ofrece muchas funciones gratuitas.

#9 Demostrar resultados con casos de éxito

No basta con mostrar clientes satisfechos, también hay que ofrecer muestras de los productos terminados o servicios ejecutados con éxito, realzando y evidenciando los logros emanados del trabajo realizado por tu empresa. Si, por ejemplo, tienes una agencia de marketing digital, mostrar piezas de tu portafolio de trabajo es más que necesario. Dedica tiempo a realizar presentaciones con resultados medibles, con métricas y estadísticas que muestren crecimiento y desarrollo sostenible. Tus clientes sabrán que están en buenas manos.

#10 Proveer garantías

Permitirá que los clientes ejecuten una compra sin el temor de ser estafados o de no recibir de vuelta su dinero si llegaran a quedar insatisfechos por el producto o servicio en cuestión.

#11 Ofrecer productos o servicios de prueba

El truco de los “30 días de prueba gratuita” es sumamente eficaz. Lo emplean compañías que están totalmente seguras que luego del primer bocado, sus clientes regresarán por más, incluso con la intención de pagar por el plato entero. Aplica esta estrategia y verás cómo ofrecer contenido gratuito por tiempo limitado incrementa significativamente la confia del cliente en tus servicios.

Consejos de oro para convertirte en el Lobo de Wall Street

Quienes vimos la película “El Lobo de Wall Street” hemos querido tener las habilidades de ventas del persuasivo Jordan Belfort, exitoso y motivador personaje nacido en la humildad del Bronx, quien triunfó en las entrañas de Wall Street como corredor de bolsa. Representado magistralmente por Leonardo DiCaprio en este film hollywoodense, Belfort se ha convertido en uno de los mayores referentes en técnicas de ventas de los últimos años. ¿Te gustaría vender como él? Aquí te decimos cómo hacerlo:

Conviértete en el Lobo de Wall Street con estos consejos de oro:

#1 Júntate con gente mejor que tú

Compartir con gente experta en ventas, con habilidades mejores que las tuyas, te motivará a llegar más lejos, establecer nuevos contactos y a contagiarte de la vibra de los triunfadores. ¡Evita a los desdichados y pesimistas!

#2 Aprende del fracaso

Cuando estás en el mundo de los negocios te van a decir “NO” repetidas veces. El éxito se logra al ir en fracaso y fracaso, pero jamás debes desesperarte.

#3 Un camino de mil millas comienza con un solo paso

En la película, el Lobo de Wall Street empezó solo, con gente inexperta, pero entendió la importancia de la constancia y de competir consigo mismo para crecer. Para ganar la guerra hay que sumar victorias en las batallas más pequeñas. Esto es cosa de lobos, no de ovejas. La fortaleza espiritual es clave.

#4 Aprovecha inteligentemente tus recursos

Empezar con la ayuda de inversionistas, muchas veces te lleva a venderle el alma al diablo. Endeudarte cuando inicias un emprendimiento puede sepultar tus aspiraciones si no lo haces adecuadamente. Es por ello que es preferible comenzar con recursos propios, por muy escasos que sean, y no hablamos solo de los monetarios o materiales, sino también de quienes integrarán tu equipo de trabajo. Educa y motiva a quienes te acompañarán en el camino al éxito. Conviértelos en un reflejo de tus expectativas de crecimiento empresarial. Trabaja con las uñas para que luego lo puedas hacer en piloto automático. Nadie dijo que sería sencillo.

#5 El éxito no llega de la noche a la mañana

La práctica hace al maestro y para dominar la técnica a la perfección debemos trabajar día y noche, sin desmayar.  Una de las mejores formas de mejorar, es adquiriendo conocimientos: lee, instrúyete, ve películas motivadoras, escucha música inspiradora y aprende. Luego ¡aplica! Las cosas buenas surgen con el tiempo, pero hay que trabajar para ellas.

#6 Estudia y cubre las necesidades del cliente

Conoce a tu cliente y aprende a venderle productos o servicios basándote en sus necesidades, aspiraciones, miedos, dolores y deseos. Ponte en su piel, establece un relación de empatía y conecta con sus más profundas emociones, incluso para venderle un lapicero, como hace Belfort en la película.

#7 Inicia siempre con un fin en mente

Traza tu camino de principio a fin, considerando los posibles obstáculos y llegarás a la meta victorioso. La improvisación destruye cualquier posibilidad de éxito. Tener visión de tus objetivos y de a dónde quieres llegar te permitirá saber tomar decisiones y caminos adecuados para llegar más rápido y de la mejor manera, sin pisotear a nadie y fortalecido en el proceso.

#8 Sé valiente

Empezar un negocio propio es un acto de valentía, por todos los riesgos que involucra. Salir de la zona de confort que brinda la seguridad social de las instituciones privadas y públicas a las cuales se pertenece es una decisión difícil, pero ser esclavo de un horario de oficina de por vida puede resultar también una tortura. ¡Sé valiente!

Y tú ¿eres lobo o eres oveja?

Conoce el impresionante método del mejor vendedor del mundo

Joe Girard nació en condiciones de pobreza extrema en uno de los barrios más marginales de Detroit (Estados Unidos), pero su astucia y afán por el mundo comercial lo convirtieron en “el mejor vendedor del mundo” según el prestigioso Libro de Records Guinness. ¿Quieres motivación? Sin duda debes conocer su historia.

La Magia del Vendedor de Autos

Girard dio sus primeros pasos en un pequeño concesionario de Chevrolet, en el que realizaba ventas a clientes individuales. De manera impresionante, este audaz hombre logró despachar, él solo, más automóviles que el 95% de todos los concesionarios de América del Norte.

Durante sus catorce años de carrera (entre 1963 y 1977), Girard vendió más de 13 mil vehículos. De hecho, vendió más que cualquier otro vendedor de autos en la historia. En su mejor día logró vender 18 y su mejor registro mensual fue de 174 ventas concretadas. Te preguntarás cuál fue su marca anual. Pues, una exorbitante cantidad de 1425 autos. En promedio vendía cerca de 6 por día. Aunque usted no lo crea, estos números no incluyen ventas de flotilla o al por mayor.

¿Cómo lo hizo?

Girard asistía a reuniones sociales y aprovechaba la ocasión para aplicar la ley del 250. En estas reuniones había en promedio 250 personas. El vendedor entendía que cada una de ellas era lo suficientemente importante como para conocer a 250 personas más. En pocas palabras, cada persona en cada evento significa una oportunidad de hacer negocios con 250 personas más. Cuando prestaba un buen servicio aumentaba la posibilidad de ser recomendado con una enorme cantidad de nuevos prospectos. No obstante, tenía que tener mucho cuidado con sus métodos, porque un comprador insatisfecho podía poner fin con su eficiente ciclo de ventas.

Al estar consciente de la importancia de mantener buenas relaciones con sus clientes, Girard se dedicó a cuidar sus contactos y mantenerlos en el tiempo. Para ello, les hacía llegar mensualmente una postal, procedimiento que repetía en fechas especiales como Año Nuevo o Navidad. Sus postales reforzaban amistades y fomentaban buenas relaciones. Enviaba frases como “Me Cae Bien”, acompañadas por el sello del concesionario y su firma personal.

¿Qué crees que ocurría cuando el cliente abría el sobre? Sí, exactamente, sonreía. Fue así como Girard se convirtió en la primera opción de quienes recibían postales a la hora de comprar un automóvil. Esta labor era titánica porque tenía 9 mil clientes en su lista de contactos, lo que lo llevaba a escribir más de 400 postales diarias a mano, haciéndolo en los momentos en que no había visitantes en el concesionario.

Esta práctica fue una auténtica campaña de fidelización. Tras una década repitiéndola, logró que dos tercios de sus ventas totales correspondieran a clientes que repetían su compra.

“El ascensor al éxito está fuera de servicio. Vas a tener que usar las escaleras… un paso a la vez”- Joe Girard

La aplicación

Lo primero es crear un perfil de los mejores clientes. Lo segundo es abordarlos. Para conseguirlo, debe ganarse el derecho a establecer comunicación con él. A continuación, se escriben mensajes que pudieran ser de interés para los clientes. Estos mensajes no deben buscar vender en primera instancia, sino ofrecer alguna anécdota o información de valor.

Por último, deben ser enviados por diversos medios, según el caso: e-mail, carta, llamada telefónica, tarjeta, recordatorio, etc.

De esta forma se creará una relación de confianza entre el cliente y el vendedor, difícil de superar por quien sólo espera que los clientes le lleguen del cielo. Como dicen por ahí, “si deseas llegar a donde nadie ha llegado, no intentes hacer lo que todos hacen”.

Ventas de Girard por año

1963 – 267 autos
1964 – 307 autos
1965 – 343 autos
1966 – 614 autos
1967 – 667 autos
1968 – 708 autos
1969 – 764 autos
1970 – 843 autos
1971 – 980 autos
1972 – 1208 autos
1973 – 1425 autos
1974 – 1376 autos
1975 – 1360 autos
1976 – Sobre 1200 autos
1977 – Sobre 1200 autos

9 características que poseen los expertos en ventas

Tienes un excelente producto, ofreces excelentes servicios, pero ¿no sabes vender? Tranquilo,  todo tiene solución. Hoy te invito a conocer las 9 grandes características que poseen los expertos en ventas.

#1 Dedícate a lo que te apasiona y no tendrás que trabajar ni un minuto de tu vida

Los buenos vendedores se caracterizan por disfrutar su trabajo, son sumamente dinámicos y demuestran gran energía en sus acciones. Si deseas vender como los maestros del área, debes levantar tu cabeza y asumir cada tarea con optimismo. Sólo con una actitud positiva podrás establecer contactos con simpatía, empatía, cordialidad y eficacia. Todos tenemos problemas, pero el profesionalismo debe sobreponerse a nuestros duros momentos personales.

#2 Los líderes no celan sus conocimientos, los comparten

No dudes en ser generoso, incluso con los conocimientos y experiencias que adquieras a lo largo de los años: un buen vendedor es ante todo un líder, y los líderes enseñan, guían y orientan a sus compañeros.

#3 Seducir, jamás presionar

Los grandes vendedores tienen el carácter de un león: determinados pero pacientes. Nunca presionan a sus potenciales clientes, luego de que ya han aplicado sus estrategias de persuasión, atracción y seducción para concretar la venta. Esta actitud se logra con preparación, estudio y práctica, generando naturalmente respeto por parte de los compradores, quienes se sentirán confiados a la hora de acudir a alguien que les brinde confort, calidad, seguridad y garantías con sus ventas. Hecho esto, los clientes, muchas veces, llegan por su propia cuenta.

#4 El tiempo es oro, ¡Vende! 

Los maestros en ventas no tienen horario de oficina cuando se trata de hacer lo que mejor saben. No se conforman con cerrar tratos en entrevistas formales, sino que lo hacen en cualquier espacio de la vida cotidiana, aprovechando encuentros familiares, salidas a bares y clubes y cualquier tipo de evento social donde existan condiciones para introducir sus productos o servicios de forma agradable e inteligente. Las ventas pueden presentarse cuando menos lo esperes, así que dispón siempre de tu maletín por si necesitas entregar tarjetas de presentación, folletos, documentos u órdenes de pedido a un potencial cliente.

#5 El arte de escuchar 

En ventas, dar pasos en falso resulta terriblemente determinante. Los vendedores que hablan sin parar, sin antes haber escuchado a su público o indagar en sus necesidades fracasan en cada ocasión. Para vender adecuadamente hace falta establecer empatía real con las personas, transmitiendo interés en sus opiniones e inquietudes y realizando las preguntas adecuadas para incrementar las opciones de compra.

#6 La argumentación es la clave

El objetivo de cada entrevista debe ser argumentar sólidamente la importancia de los productos y servicios, así como la satisfacción que tendrá el cliente al adquirirlos. Para ello, es clave abordar sus necesidades o problemas y ofrecer luego una solución personalizada, “hecha a la medida”, siempre destacando beneficios. Cada vez que se argumenta correctamente se establece un cierre de venta parcial. Es la sucesión de cierres de venta parciales, bien establecida, la que permitirá vender definitivamente en cada caso.

#7 Convertir un “no” en un “tal vez”, y “un tal vez” en un “sí”

Los que se manejan bien en el área, tienen la gran habilidad, adquirida por la práctica contínua y constante, de convertir objeciones sencillas o difíciles en oportunidades para vender, aclarando las dudas del público, reorientando la conversación, repotenciando argumentos y ofreciendo garantías. Darse por vencido de inmediato, definitivamente, no debe ser opción para un buen vendedor. Sin embargo, cuando no haya total convencimiento por parte de la persona entrevistada, pese a haber argumentado correctamente, el vendedor debe replegarse estratégicamente e intentar el cierre en una ocasión más propicia.

#8 No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy

Si la oportunidad de venta es hoy, haz todo lo posible por concretar hoy mismo. Es por eso que debes ser previsivo, teniendo cerca información apropiada, física o digital, para ofrecer sobre tu negocio. Si las oportunidades aparecen por pura casualidad, usa el terreno a favor; y si el potencial cliente se muestra interesado, pisa el acelerador con convicción y certeza.

#9 ¡Ponte metas y supéralas!

Trázate retos y metas en tu camino. Haz que superarlas se conviertan en un objetivo para la automotivación y crecimiento profesional y personal. En este transitar detectarás errores, virtudes, patrones de éxito en tu accionar, metodologías de trabajo y podrás medir tus avances, para ir construyendo, paso a paso, tu propio estilo.

Como sabrás, no basta con leer un artículo para adquirir por arte de magia los principales rasgos de los grandes vendedores, hace falta desarrollarlos y la única forma de hacerlo es saliendo a la calle, estableciendo relaciones, incrementando el contacto social, agrandando tu agenda de números telefónicos y correos, perfeccionando tus habilidades personales, entre otras cosas. Todo se resume a tomar acción para poner en marcha tus conocimientos y convertirte en un maestro en ventas. Todos empezamos en cero. ¿Quién dijo miedo?

EBOOK SOCIALY

GUÍA FÁCIL

Ebook

Paso a paso: Descubre cuántas personas buscan tu negocio en Google

DESCARGAR EBOOK