Consejos de oro para convertirte en el Lobo de Wall Street

Quienes vimos la película “El Lobo de Wall Street” hemos querido tener las habilidades de ventas del persuasivo Jordan Belfort, exitoso y motivador personaje nacido en la humildad del Bronx, quien triunfó en las entrañas de Wall Street como corredor de bolsa. Representado magistralmente por Leonardo DiCaprio en este film hollywoodense, Belfort se ha convertido en uno de los mayores referentes en técnicas de ventas de los últimos años. ¿Te gustaría vender como él? Aquí te decimos cómo hacerlo:

Conviértete en el Lobo de Wall Street con estos consejos de oro:

#1 Júntate con gente mejor que tú

Compartir con gente experta en ventas, con habilidades mejores que las tuyas, te motivará a llegar más lejos, establecer nuevos contactos y a contagiarte de la vibra de los triunfadores. ¡Evita a los desdichados y pesimistas!

#2 Aprende del fracaso

Cuando estás en el mundo de los negocios te van a decir “NO” repetidas veces. El éxito se logra al ir en fracaso y fracaso, pero jamás debes desesperarte.

#3 Un camino de mil millas comienza con un solo paso

En la película, el Lobo de Wall Street empezó solo, con gente inexperta, pero entendió la importancia de la constancia y de competir consigo mismo para crecer. Para ganar la guerra hay que sumar victorias en las batallas más pequeñas. Esto es cosa de lobos, no de ovejas. La fortaleza espiritual es clave.

#4 Aprovecha inteligentemente tus recursos

Empezar con la ayuda de inversionistas, muchas veces te lleva a venderle el alma al diablo. Endeudarte cuando inicias un emprendimiento puede sepultar tus aspiraciones si no lo haces adecuadamente. Es por ello que es preferible comenzar con recursos propios, por muy escasos que sean, y no hablamos solo de los monetarios o materiales, sino también de quienes integrarán tu equipo de trabajo. Educa y motiva a quienes te acompañarán en el camino al éxito. Conviértelos en un reflejo de tus expectativas de crecimiento empresarial. Trabaja con las uñas para que luego lo puedas hacer en piloto automático. Nadie dijo que sería sencillo.

#5 El éxito no llega de la noche a la mañana

La práctica hace al maestro y para dominar la técnica a la perfección debemos trabajar día y noche, sin desmayar.  Una de las mejores formas de mejorar, es adquiriendo conocimientos: lee, instrúyete, ve películas motivadoras, escucha música inspiradora y aprende. Luego ¡aplica! Las cosas buenas surgen con el tiempo, pero hay que trabajar para ellas.

#6 Estudia y cubre las necesidades del cliente

Conoce a tu cliente y aprende a venderle productos o servicios basándote en sus necesidades, aspiraciones, miedos, dolores y deseos. Ponte en su piel, establece un relación de empatía y conecta con sus más profundas emociones, incluso para venderle un lapicero, como hace Belfort en la película.

#7 Inicia siempre con un fin en mente

Traza tu camino de principio a fin, considerando los posibles obstáculos y llegarás a la meta victorioso. La improvisación destruye cualquier posibilidad de éxito. Tener visión de tus objetivos y de a dónde quieres llegar te permitirá saber tomar decisiones y caminos adecuados para llegar más rápido y de la mejor manera, sin pisotear a nadie y fortalecido en el proceso.

#8 Sé valiente

Empezar un negocio propio es un acto de valentía, por todos los riesgos que involucra. Salir de la zona de confort que brinda la seguridad social de las instituciones privadas y públicas a las cuales se pertenece es una decisión difícil, pero ser esclavo de un horario de oficina de por vida puede resultar también una tortura. ¡Sé valiente!

Y tú ¿eres lobo o eres oveja?

Compartir

0 Comentarios

EBOOK SOCIALY

GUÍA FÁCIL

Ebook

Paso a paso: Descubre cuántas personas buscan tu negocio en Google

DESCARGAR EBOOK